La alerta sanitaria por el COVID-19 nos ha pillado a todos por sorpresa, incluso en nuestra asociación. Cuando se decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo nuestra asociaciónv enía prestando su habitual servicio de atención a los usuarios dos días a la semana.

Al no poder abrir al público, decidimos comenzar la atención por vía telefónica.

Desde entonces, hemos estado organizando la ayuda necesaria en coordinación con los Servicios Sociales Comunitarios del Ayuntamiento, Cáritas y Cruz Roja.

¿De qué nos encargamos nosotros?

La principal necesidad que hemos detectado es la alimentaria. Muchas familias que no tenían trabajo no tienen acceso a ningún ERTE o ayuda económica del estado. Además, muchas familias que viven de la economía sumergida, que no están dadas de alta o que sus ingresos provenían de la venta ambulante se han visto de pronto sin ningún tipo de ingresos.

Desde Cruz Roja y Servicios Sociales aportan a sus usuarios alimentos perecederos, es decir, conservas, pasta, legumbres… Cáritas también está ofreciendo lotes de este tipo de alimentos, a familias que quizá no pueden acceder a las ayudas anteriores.

Pero, ¿con qué se cocinan las legumbres? ¿Qué le echas a la pasta? Desde nuestra asociación vimos que había una necesidad de cubrir los alimentos  que sí son perecederos, principalmente la carne y la verdura.

Desde entonces, ofrecemos unos lotes de carne y verduras a las familias que nos lo solicitan y que no se han beneficiado ya de estos alimentos en otras entidades.

¿Cómo se financian estas ayudas?
Desde los inicios de la asociación (hemos cumplido 6 años en febrero) siempre hemos tenido mucho cuidado con el tema financiero. Siempre hemos intentando ahorrar un fondo que nos permitiera responder a cualquier necesidad que surgiese. Ese momento ha llegado. 

Cada lote que entregamos tiene un coste de 25€.

Nuestro presupuesto nos permite atender a 80 familias sin que peligre el resto de actividades de la asociación, es decir, sin poner en riesgo la  atención a personas sin hogar en verano, la campaña de vuelta al cole prevista para septiembre o la de juguetes para navidad.


Por el momento llevamos atendidas 55 familias desde que se inició el confinamiento. Esto significa que nos queda presupuesto para atender a otras 25 familias, no más.

Por este motivo, hemos decidido iniciar una campaña para recaudar donativos.

En la medida en que podamos recaudar más fondos, podremos mantener nuestra ayuda a las familias que lo necesitan.